27 de noviembre de 2008

Δομήνικος Θεοτοκόπουλος

Ayer fuimos a ver 'El Greco', la película hispano-griega que narra la vida del maestro Doménikos Theotokópoulos. Hicimos parada previa en la Pensión Corredera donde, a pesar de que nos presentamos sin avisar y en plena cena, nos recibieron con su amabilidad de siempre, la misma que la ha hecho famosa en toda la blogosfera.

La película no es de las que te hace salir del cine sobrecogido. Su lentitud hace que muchas veces no entiendas bien hacia dónde va la trama. Sin embargo, siempre es una delicia ver este tipo de filmes, en los que podemos apreciar no sólo una biografía bocetada de un pintor famoso, sino también acercarnos a la intrahistoria de la España del siglo XVI. Es una pena que apenas tengamos películas históricas españolas. Títulos como 'Juana La Loca' son los que necesita el cine patrio, y no bodrios como 'El Club de los suicidas'.

Una de las pocas pegas que le encuentro a la película, además de que esté doblada y no rodada en castellano, es que da una imagen de la Inquisición algo inexacta. Afortunadamente, he tenido profesores y he leído bastante sobre ésta y las mentiras que los países enemigos de la España imperial de entonces hicieron correr por toda Europa, donde sí que tenían inquisiciones mucho más sanguinarias. No es que la española fuera un ejemplo de caridad cristiana y candor, para nada, pero la película tergiversa algunas cosas, como los interrogatorios o el modo de condenar al hereje.

Aún así, creo que es una buena elección si apetece ir al cine alguno de estos días de frío, además de que sirve, de paso, para apoyar un género, el histórico, que no debe faltar en nuestra extremadamente mercantilista industria audiovisual. Pussar och krammar!



PD: Hoy estoy en Bilbao, así que tardaré en contestar.
Publicar un comentario