10 de enero de 2009

Zegna en la Gran Muralla



Para conmemorar los 15 años de su llegada a China y celebrar que Pekín será la sede de los Juegos Olímpicos de 2008, Ermenegildo Zegna ha elegido la República Popular como escenario de su campaña publicitaria Primavera-Verano 2008. He de confesar que ésta es una de mis marcas favoritas y, aunque no tengo un traje de ellos ni dinero para comprármelo, creo bastante en sus colecciones. Pocas veces incluyen prendas horteras o sólo aptas para gente sin ningún complejo estético. Sus cortes clásicos, los colores acertados y lo bien que sientan son su mejor tarjeta de presentación.



También me gustan mucho sus modelos, claro. Los vi en Milán en una presentación de sus colecciones en la que dejé rastros de ADN (estornudé encima) y constaté una vez más que los que se dedican exclusivamente a fotografía (como los de las fotos de la campaña), son mucho mejores que los de pasarela.



La campaña de la línea más clásica y elegante se realizó en el casco antiguo de Pekín, con la China antigua como telón de fondo: la Ciudad Prohibida, el Ho Hai Park y el China Club; así como se trasladaron también a la Gran Muralla. En contraste, se optó por la China moderna de la nueva arquitectura urbana para la línea Zegna Sport.

Me encantan los edificios que se están costruyendo ahora en China. La explosión de arquitectura moderna excepcional que se está produciendo en el país asiático es increíble. Y no sólo el 'nido de pájaro' del estadio olímpico de Pekín, sobre todo me gusta el Gran Teatro Nacional de Paul Andreu, al que creo que no se le está dando la relevancia que se merece, aunque es normal, siendo los Juegos este año.

Gran Teatro Nacional de Pekín

Una compañera de mi revista en Madrid se marcha en pocos días a Pekín a una presentación y, por antigüedad, el siguiente en conocer China debería ser yo, aunque es la directora quien decide esas cosas e igual se me 'cuela' algún compañero. No es educado y te deja en muy mal lugar quejarte por esas cosas, así que confío en tener suerte y que pronto pueda dar el salto hasta allí. Prometo postal para todo el que quiera una. Pussar och krammar!
Publicar un comentario