6 de febrero de 2009

Relax en Ibiza





Este fin de semana, mientras limpio, friego, cocino, quito el polvo, hago coladas, plancho y voy a por la compra, he decidido que le voy a dar carta blanca a mi imaginación y que voy a comportarme como si estuviera en el hotel Na Xamena de Ibiza, que no me mola porque esté en Ibiza, ni por sus impresionantes piscinas en cascada (fotos de arriba), sino porque los huéspedes del hotel pueden beneficiarse de los cursos de cocina que da el chef del mismo a sus clientes en unas mesas que dan al mar, al atardecer. Luego la comida se la comen, o la tiran y la sustituyen por platos ricos ricos. El cocinero se llama Óscar Bueno Nilsson, y dicen de él que es políglota y un comunicador genial, que las clases son una maravilla. A ver si pido cita y añado a mis platos algo nuevo, que el pollo con arroz ya empieza a cansar y el pastel de merluza y cangrejo es un poco coñazo de hacer.

Así de paso me relajo de tanta tensión como hay estos días en Copenhague, que arrestaron el martes a ocho personas en un barrio del norte por ser islamistas terroristas, y que luego confundieron unas bolsas de petardos con bombas químicas sospechosas de masacres universales. Con lo bonito que sería un mundo zen, donde la gente majara se limitase a las chinas karaokeras estas...

Publicar un comentario