9 de diciembre de 2009

Navidad de edición limitada

¿Quién no ha recibido alguna vez un frasco de colonia como regalo de Reyes? Sin duda, es uno de los obsequios más típicos y arriesgados, pero, para que tengan un brillo aún más especial, las firmas preparan ediciones especiales de sus frascos e incluso cambian sus ingredientes para lograr aromas aún más exclusivos. Entre los primeros, destaca la manzana convertida en bola de color rosa de Nina Ricci, a la que sólo le falta el hilo para que se pueda colgar de alguna rama de abeto. Además, viste el tapón con cristales de Swarovski, una decoración que también ha escogido Sisley para su fragancia ‘Soir de Lune’, que se vende en un joyero donde hay espacio para una pequeña colección de sortijas. Dior y Shiseido, por su parte, han preferido apostar en sus frascos por el oro y lanzan una edición especial de ‘J’adore’ y ‘Zen’, respectivamente.

En las fragancias masculinas, en cambio, la tendencia es metalizar el frasco (en el caso de Boss o Jean Paul Gaultier, que además modifica ligeramente las notas del aroma de ‘Le Male’, añadiendo un poco de lavanda y menta para conseguir un resultado más dulce y penetrante) o llenarlo de mensajes en vivos colores, como ha hecho el ilustrador Bunka, famoso por sus muñecos japoneses con corte manga y pop, para ‘Only the brave’ de Diesel.
Publicar un comentario