10 de marzo de 2010

Dunia

Yo crecí con esta revista. En mi casa, no faltaba ni un mes y mi madre era de las lectoras más fieles. Ella participaba en todos los concursos y sorteos; y como de vez en cuando le tocaba el premio, hay por mi casa fotos de mi madre con camisetas promocionales de 'Dunia', con el logo de la manzana (primera época), y otras muchas cosas que hoy llamaríamos merchandising y que en aquella época era, como mucho, 'propaganda'. Una vez incluso le tocó un viaje a Madrid para conocer la redacción, a la gente que allí trabajaba y asistir a una cena de gala.

¡Quién le iba a decir a ella que una de las redactoras que vio en plena vorágine sería, muchos años después, directora de su primogénito (yo)! Me refiero a Charo Izquierdo, actual directora de 'Yo Dona' (fue mi jefa en la web de 'Telva'). Yo no me enteré hasta unos meses después de dejar de trabajar a las ordenes de Charo de que mi madre la había conocido y que incluso la recordaba... (sí, el mundo es un pañuelo), aún así me hizo mucha ilusión. Ahora vuelvo a trabajar a pocos metros de ella, y no sé por qué nunca le he contado esta historia...

Pero no sólo a Charo. Conocí a otra de las redactoras de 'Dunia' de los años 80 cuando empecé a trabajar en un semanario para universitarios. Ella era una de las responsables de prensa de la Complutense y me encantaba oírle contar historias de su paso por la emblemática cabecera. Hago lo mismo con parte del equipo de 'Joyce', la revista que comanda la que era por aquel entonces directora de 'Dunia', Maria Eugenia Alberti, y que aún tiene a gente de aquella época trabajando con ella. Es como revivir mi infancia, en cierto modo.

Ahora que estoy en plena crisis por culpa del Especial Moda, que va a acabar conmigo del estrés que me está produciendo (a pesar de que estoy seguro de que me va a dar muchas satisfacciones a posteriori), no puedo dejar de preguntarme cómo era trabajar en aquella época. ¿Cómo harían sus especiales de moda sin Internet, ni correos electrónicos, ni CD's con imágenes en alta resolución, tirando de hemeroteca y archivo fotográfico de papel, sin ordenadores...? Vamos, que no envidio para nada a los profesionales de 'Dunia' y otras revistas de la época. En este caso, eso de que 'cualquier tiempo pasado fue mejor' es toda una falacia.
Publicar un comentario