16 de junio de 2010

Riesgos laborales

Cuando tienes que hacer una entrevista desde un teléfono que no tiene adaptador para grabadora, debes ser rápido con el bolígrafo y tomar notas cual taquígrafo del Congreso. Eso sí, no te olvides de transcribirla lo antes posible a limpio, porque luego va a ser imposible entender qué demonios escribiste en la hoja. Un ejemplo puede ser la entrevista que hice el otro día. Afortunadamente, era para una sección que tiene muchos epígrafes (en rojo) y me hacen de guía. Si no, ya me veía llamando a algún experto en jeroglíficos. Pussar och kramar!

Publicar un comentario