30 de julio de 2010

Bauhaus con tacones

El reloj marca las doce del mediodía en Manhattan y el sol abrasa a los viandantes que a esa hora pasean por el distrito de NoHo, uno de los más exclusivos de Nueva York. Una joven dobla la esquina de Lafayette con Bond Street y entra en una de las boutiques de estilo contemporáneo que llenan la zona. Cruza la puerta y, de repente, no ve nada. El sol desaparece y se introduce en la más completa oscuridad.

Mientras sus retinas se acostumbran a la nueva iluminación, sólo acierta a ver un conjunto de cuadrados que llenan las paredes cambiando de color hasta completar todo el espectro del arcoiris. Ella no lo sabe, pero está frente a una instalación llamada The wall of light, un montaje que llena sus cubículos con una colección de zapatos nada tradicional.

Nuestra protagonista ha entrado en la boutique que inauguró a finales de mayo United Nude, una firma holandesa de calzado con pedigrí, ya que al frente de la misma se encuentra Rem D. Koolhaas (sobrino y colega de Koolhaas, Premio Pritzker de Arquitectura en el año 2000) y Galahad Clark, séptima generación de la familia fundadora de la marca de zapatos Clark’s. "Está basada en un diseño conceptual que hemos bautizado como dark-shop", afirma Koolhaas. Sólo la zona de probadores tiene algo de luz y se aleja de la sensación de museo que transmite la disposición del muestrario. De hecho, para conseguir este concepto artístico no han dudado en colocar, en el centro, una escultura basada en el escáner en tres dimensiones de un Lamborghini Countach, una pieza única que llama la atención por sus dimensiones fieles a las del bólido. De color negro, refleja las luces de colores de las paredes.

El coche no sería lo único que se podría calificar como escultura dentro de la boutique. El catálogo cuenta con los zapatos de mujer más originales del mercado, con piezas de poliuretano y llenas de aristas que juegan con los principios del Constructivismo. "El tacón se sustituye, por ejemplo, por la pata de una silla metálica o una pieza de madera asimétrica, todo ello en una gran variedad cromática", continúa el diseñador.


Bailarinas, calzado militar, botas de nieve, botines... no hay modelo que no se rinda a la fusión de diseño postmoderno y arquitectura que proponen los creativos de la firma, con claras reminiscencias a las enseñanzas de la Bauhaus alemana. Sin embargo, no olvida que son zapatos, por lo que prima siempre la comodidad sobre el impacto visual. El precio oscila entre los 100 euros de las bailarinas y los 350 euros de las botas (en España se distribuyen en más de 20 tiendas multimarca).

Tras la compra, toca regresar a la luz del día. Con los termómetros superando los 30ºC en la ciudad de los rascacielos, es momento de volver a refugiarse de los rayos del sol.
Publicar un comentario