20 de septiembre de 2010

Poder concentrado

Las cremas en formato sérum son las más especiales de cada gama, ya que tienen las fórmulas más ricas. Se presentan concentradas con la intención de que apenas unas gotas basten para conseguir efectos visibles y duraderos (en el caso de Skeen, con hasta un 11% de vitamina C pura y activa, una dosis récord que se completa con ácido hialurónico). Las más conocidas son las que se encargan de combatir el envejecimiento, como Génific de Lancôme o el Soin Fermeté Age Control de Dior Homme, pero no son las únicas. Hay sérums específicos para zonas del rostro, como el de Clarins Men para el contorno de ojos, o ampollas de belleza como el Fluido Tensor Inmediato de Loewe. Además, hay también aceites esenciales como el de Decléor, para antes y después del afeitado.
Publicar un comentario