9 de noviembre de 2010

Stuart Vevers reinterpreta en seda el mantón de Manila

El origen del mantón de Manila hay que buscarlo en China. Allí se realizaban en seda y se bordaban a mano, generalmente con motivos de dragones, pagodas y naturaleza. A través de las colonias en Filipinas llegó a España, donde se prefería el estampado floral, con profusión de colores. El director creativo de Loewe se ha inspirado en estos diseños para crear un pañuelo de seda (90 x 90 cm) de fondo blanco, en el que las flores de distintos tamaños se intercalan con mariposas (220 €).
Publicar un comentario