30 de diciembre de 2010

El Aston Martin del rey Balduino puede ser suyo

En febrero de 1955, Balduino I recibió un coche muy llamativo: un Aston Martin color burdeos para su uso particular. El monarca belga, que en ese momento llevaba algo menos de cuatro años en el trono, escogió un modelo de 140 cv que era novedad en aquel entonces: el DB2/4 Sports Saloon. En perfecto estado de revista, será subastado el próximo 5 de febrero por la casa Bonhams en el Grand Palais de París. La cifra que se prevé que alcance el vehículo tras la puja ronda los 240.000 €.

La pasión del monarca por el motor no era un secreto. En el garaje de palacio guardaba un Porsche Spyder, un Cadillac Series 62 convertible de 1946 y varios Maserati (considerada su escudería fetiche). El Aston Martin que escogió tampoco era para todos los públicos. La revista Autocar definió este modelo en 1953 como "un coche caro diseñado para alimentar la pasión de los amantes de los vehículos deportivos que no se ven limitados por razones financieras".

El vehículo, restaurado durante siete años (de 2001 a 2008), se acompaña en el lote de varias fotografías del monarca con su hermano, el actual Alberto II de Bélgica. No será el primer coche del monarca que se subaste. El Cadillac Series 62 se puso a la venta en París en 2003 por un particular que lo adquirió previamente a la casa real belga. Con el motor restaurado, su intención era obtener alrededor de 100.000 libras, pero tuvo que conformar-se con algo menos de una quinta parte de esa cantidad.

El próximo febrero, la subasta se completará con otros vehículos de lujo, como un Bentley S1 Continental Sport Saloon de 1956 que perteneció al barón de Empain, un Alfa Romeo Grand Sport Zagato de 1930 o un Porsche 906 Carrera 6 de 1966.
Publicar un comentario