10 de mayo de 2011

Arcoíris en las uñas

El pistoletazo de salida lo dio Peter Philips, responsable de Maquillaje de Chanel, con una colección de verano de lacas de uñas en la que el amarillo era el color principal. En Givenchy subieron la apuesta con naranjas ácidos, al tiempo que Estée Lauder y M·A·C hacían lo propio con el rojo y el rosa fucsia. Este año, la tendencia es que los dedos tengan vida propia, al margen del maquillaje del rostro. Para ello, hay que decorar las uñas con lacas de colores muy brillantes, incluso cuando se presentan en tonos tan poco habituales como el verde esmeralda o el azul añil. Además, llama la atención que se consiga con colores matificados, sin brillos añadidos.

Publicar un comentario