20 de mayo de 2011

Nuevo objeto de deseo

A principios de 2006, el holandés Ralph Vaessen (Heerlen, 28 de agosto de 1966) se cansó de no encontrar en La Haya las monturas de gafas que deseaba usar a diario. A través de un óptico de su ciudad, se puso en contacto con un pequeño taller en Alemania especializado en la fabricación de piezas artesanas. Gracias a ellos, al fin tendría lo que buscaba: una montura de cuerno de búfalo con diseño vintage que él mismo plasmó en un dibujo.

El éxito que tuvo entre sus allegados sacó al emprendedor que llevaba dentro. "Llevaba tiempo buscando un cambio profesional y vi la oportunidad. ¿Por qué producir apenas unas cuantas monturas para mi uso privado, cuando podía encargar toda una colección?", afirma. Así, de la noche a la mañana, este funcionario del Gobierno holandés se convirtió en diseñador de complementos.

Y no uno cualquiera, sino uno de culto, ya que sus gafas son objetos únicos que desean famosos y adictos a las tendencias de la talla de Kate Moss, Christian Louboutin, John Malkovich o el cineasta David Lynch. Se pueden encontrar en boutiques de referencia como Collete (París), Barneys (Nueva York ) o Nicole (Hong Kong), así como en ópticas especializadas en firmas de lujo como la madrileña Toscana, y siempre a precios poco habituales: entre 1.100 y 1.500 €, según los materiales de la montura.

Fabricadas a mano, todas tienen el cuerno de búfalo como materia prima común. “Es muy ligero y confortable y ya se usaba en el siglo XV. En mi opinión, el mejor para una gafas”, afirma el creador. Fiel a su idea original, las líneas de su diseño recuerdan a las monturas que triunfaban a principios de los años 60 y que han popularizado recientemente series de televisión como Mad Men. Salvo un modelo de señora, el Merel, en un brillante color rojo, el resto de su colección, tanto masculina como femenina, se presenta en diferentes colores naturales (beis, ocre, marrón chocolate, negro...). "Del que estoy más orgulloso es del modelo Spyker, unas gafas de sol que, además de cuerno, llevan aluminio. Fue un encargo de la firma de automóviles del mismo nombre para celebrar la compra de Saab, y me nominaron por su diseño en los premios Silmo d'Or, considerados los Oscar de la óptica”, explica. “Mis favoritas en cuanto a gafas de vista son las Philip", un modelo con montura fina que es el que usa el propio diseñador.

Inspiración. Resulta curioso que los referentes de Ralph Vaessen en cuanto a diseño no sean Thom Brown o Kris van Assche, cuya estética recuerda a la del holandés. "Mis iconos clásicos son Chanel y Dior", afirma. Lo que no es de extrañar es que sea su tocayo Ralph Lauren el empresario del sector que más le fascina. "Ha creado una de las firmas más poderosas del mundo de la moda en un periodo relativamente corto de tiempo, sin una base o formación habitual, como es mi caso. Al mismo tiempo, ha logrado un look muy reconocible", prosigue el holandés, que también está planteándose el salto a las colecciones textiles.

A la hora de crearla, seguro que tendrá en cuenta a Tom Ford y Vivienne Westwood –"No tardo en ir a ver sus diseños cuando sé que ya han llegado a las tiendas"–, así como a sus compatriotas Viktor & Rolf, Alexander van Slobbe y Lucas Ossendrijver, responsable creativo de la moda masculina en Lanvin. Un popurrí de estilos que espera se materialice pronto en prendas básicas y con un claro estilo minimalista. La interrogante es si conseguirá embelesar a las celebrities de las tendencias, como logró con sus originales monturas de búfalo.
Publicar un comentario