13 de mayo de 2011

Un viaje por los 'crus' del cacao

Al igual que el vino, el chocolate varía su textura, su aroma y su sabor dependiendo de dónde se cultiven las bayas de cacao con las que se cocina cada tableta. Utilizando las mejores cosechas, la firma francesa Valrhona propone una ruta por los orígenes más destacados, lo que permite llevar a cabo una cata completa. Este viaje sensorial se puede realizar gracias a un estuche individual de seis onzas o mediante un lote de ocho tabletas (30 €).

Cada una (onza o tableta) corresponde a un pago excepcional. Basta con tomar el chocolate y dejarlo unos segundos en la lengua. Comenzará a fundirse y a soltar su aroma. Luego se paladea su textura y, finalmente, se come. Con este método, será fácil distinguir procedencias (dulces los americanos, fuertes los de África y más ácidos los asiáticos y caribeños) y el porcentaje de cacao de cada onza.
Publicar un comentario