6 de julio de 2011

Sushi en el Bernabéu

El estadio Santiago Bernabéu se vuelve un espacio cada vez más multidisciplinar. Hace unas semanas abrió allí sus puertas Zen Market, un restaurante asiático llamado a convertirse en el nuevo sitio para ver y ser visto en Madrid, con capacidad para 250 comensales y con una decena de reservados que le permitirán degustar interesantes platillos con vistas al césped y graderío del recinto. Todo ello, en un local decorado con bastante cuidado con muebles y detalles chinos y japoneses, tratando de imitar la atmósfera de Shanghai en los años 20 y bajo la dirección de Nacho García de Vinuesa (el restaurante cuenta con piezas de alto valor histórico traídas de Asia, entre las que destaca un imponente busto de Mao o una amplia colección de leones de piedra).

La cocina trata de fusionar lo japonés con lo chino y lo vietnamita, con platos de raciones contundentes pero no exageradas. Además, se ofrece la oportunidad de elegir entre diferentes menús degustación. Por precios que oscilan entre los 35 y los 45 €/persona, se puede optar por una cena japonesa, cantonesa o mezcla de ambas. Si se decide por la primera, o por pedir a la carta entre su amplia variedad de sushi, maki y sashimi, no deje de añadir a la cuenta un poco de dim-sum. Pocas veces habrá probado en España uno mejor hecho, cocinado y servido al momento y con el sabor intacto.

A pesar de ser un restaurante asiático, en Zen Market se cuida también el paladar con una bodega de más de 350 referencias. El sumiller le ayudará a escoger qué tinto nacional o extranjero le va mejor a un tartar de atún y tobikki negro o a unos noodles con bogavante, dos platillos que el restaurador Roger Zen ha creado para su nuevo establecimiento, en el que no falta el pato laqueado.

Para los noctámbulos, cuenta con un espacio dedicado a los cócteles y las copas, en las que poder finalizar la jornada en un ambiente tranquilo. Se accede del mismo modo que al restaurante, por la puerta 20 del estadio, subiendo tres pisos en ascensor y siendo recibido por dos grandes tanques de agua en el que nadan inquietantes medusas.
Publicar un comentario