21 de septiembre de 2011

Vogue Patterns

Dado que huyo del culjantismo y no me importa llegar a algunos sitios tres años después de cuando dictaba el dios de las tendencias (a otros sitios sí que prefiero llegar el primero), he tardado tres años y medio en descubrir la serie Vogue Patterns de Steven Meisel, un fotógrafo conocido por su trabajo en Vogue (en este caso, para el Vogue Italia de 2007). Es una serie de imágenes donde se trata de crear una ilusión óptica con diferentes telas y estampados que, y creo que ahí está la maestría, no pegan entre ellos ni con cola, y mucho menos con los vestidos imposibles de las modelos. No son bonitas, ni lo pretenden, pero el caos que muestran, engancha.



Meisel es para muchas un símbolo de una época en la que las revistas de moda eran faros de estilo y modernidad. En sus trabajos modernos tiene retratos diferentes y bellos como el que le hizo a Madonna con un Vuitton. Eso sí, tampoco él se libra de hacer mamarrachadas, que a saber qué se le pasó por la cabeza cuando pensó que eran buenas ideas fotos como las siguientes para una editorial de moda...

Sí, para gustos, los colores, pero donde esté el estilo clásico y rotundo, el que no da lugar a interpretaciones sobre si es bueno o no, porque el dejarte boquiabierto lo dice todo, que se quiten las tonterías por escandalizar o hacer algo diferente sin gusto alguno. Como dice Di, cuando algo funciona, no lo toques.
Publicar un comentario