29 de noviembre de 2011

El punto más feliz

Gostwyck es una localidad de Nueva Gales del Sur que no aparece en los mapas. Compuesta por media docena de granjas, este rincón australiano, a unos 400 km al norte de Sidney, es donde crecen las ovejas “más felices del mundo o, como también las llamamos, ovejas afortunadas”, dice Philip Attard, propietario de las tierras y que se ha propuesto lograr una lana merino de gran calidad mediante técnicas sostenibles que, además, conviertan la vida de estos animales en una experiencia digna de reyes.

Para ello, las 18.000 cabezas que componen el rebaño disfrutan de pastos en un ambiente prácticamente virgen. Pasan la mayor parte del tiempo al aire libre, alimentadas con diversas legumbres, hierba fresca y nutrientes.
Además, para hacer su vida más saludable, les imponen ‘tablas de ejercicio’ compuestas por paseos y han reducido la aplicación de agentes biológicos químicos. La única interacción humana es que se les aplica, dos veces al año, inyecciones de cuatro vitaminas, así como suplementos de selenio para fortalecer sus huesos. “Una persona sana es también alguien feliz. Lo mismo ocurre con estas ovejas”, explica convencido Attard.

La producción es escasa, de ahí que la lana merino que produce la granja sea muy codiciada. Su último destino ha sido la firma alemana Esprit, que ha creado una colección cápsula de edición limitada con cuatro prendas de punto femeninas que ya está a la venta. En concreto, se compone de un vestido azul hasta la rodilla con manga francesa (100 €), dos jerséis con cuellos chimenea (muy anchos) desestructurados (uno liso por 90 € y un segundo con greca, en la imagen principal, por 120 €) y un cárdigan muy fino (90 €). Bautizada con el mismo nombre que la granja, la colección Gostwyck Merino busca compatibilizar un armario de prendas básicas con los valores en la defensa del medio ambiente de la marca alemana. “No sé si lucirlas te convertirá en alguien afortunado. Ojalá fuera así, como mis ovejas”, concluye Attard divertido.
Publicar un comentario