2 de enero de 2012

Originalidad al poder

La seña de identidad de Thom Browne es el diseño de piezas únicas, con una estética retro que le distingue del resto. Buena prueba de ello son estas gafas de montura de pasta y cristales de vista transparentes que se unen a un segundo par de lentes de sol, ahumadas, mediante un clip. Con la idea de lograr un resultado urbano y sofisticado, sólo está disponible en negro, con las bandas tricolor del neoyorquino en los remates de las patillas. En Europa sólo se pueden encontrar en Colette (París), por 660 €.
Publicar un comentario