26 de abril de 2012

Etiqueta en Ascot



Con el objetivo de mantener el estilo aristocrático, los organizadores de Ascot imponen severas normas de vestimenta que debe cumplir todo aquel que quiera asistir a los palcos. Por un lado, los hombres deben lucir traje de día negro o gris con chaleco, corbata (están prohibidos los pañuelos u otro sustitutivo), sombrero de copa y zapatos negros. El sombrero sólo se puede quitar cuando se entra a una sala techada y no se pueden personalizar de ningún modo.

Las mujeres, por su parte, no pueden lucir un vestido que muestre las rodillas. Justo en esa articulación está el mínimo exigido para el corte de la falda (si se deciden por un pantalón, éste debe ser largo y de vestir; vaqueros, vetados). Si se lucen tirantes, deben tener al menos 2,5 cm de ancho. Los sombreros deben tener una base mínima de 10 cm de diámetro y no se admiten tocados. Por supuesto, no se permite enseñar el ombligo.

La única excepción se da con los invitados de países lejanos que quieran asistir con sus vestidos de gala nacionales o los militares que prefieran acudir con su uniforme de grandes ocasiones.
Publicar un comentario