5 de septiembre de 2012

La playa de los cocoteros



La península de Le Morne es un exclusivo rincón de Mauricio en el que se levante el hotel Dinarobin, un cinco estrellas rodeado de uno de los escenarios naturales más espectaculares del Índico. Perteneciente a la cadena hotelera Beachcomber, especializada en los archipiélagos más exóticos, cuenta con 172 suites, divididas en seis categorías, situadas a un paso de la típica playa de ensueño, con palmeras, arena fina y aguas cristalinas.

Todo está enfocado al relax. Prueba de ello es que posee un spa con tratamientos de Ayurveda de 150 m2, pero también que alrededor de las piscinas se hayan habilitado espaciosas cubiertas de madera con tumbonas bajo los cocoteros, que se prolongan hasta los quioscos situados a la orilla del mar. Por cierto, las piscinas son de pizarra y cuentan con unas salidas de agua que producen un bello efecto visual de cascada. Además, no faltan clases de yoga o quiscos de masaje en plena playa.



El Dinarobin propone una variada gastronomía en sus cuatro restaurantes. Los sabores internacionales se dan cita en L’Harmonie, con vistas a la playa. Por su parte, el Saveurs des Iles propone platos de cocina fusión de sabores locales y gastronomía francesa. El tercero es Le Morne Plage, el restaurante de playa donde comer con los pies en la arena y degustar la mejor selección de pescado fresco y marisco. Para finalizar, Il Gusto, que propone un menú especializado de alta gastronomía toscana con vistas al océano.

Disfrutar de sus instalaciones y sus dormitorios con camas King Size es posible desde 245 €/persona y noche.





Publicar un comentario