12 de febrero de 2013

Total black



Nunca un macaron fue tan 'premium' como los nuevos 'Edición Limitada All-Black' que ha creado Reed Krakoff para la famosa casa parisina Ladurée. Bautizados como Strange Love, estarán a la venta en el establecimiento del número 864 de Madison Avenue durante la New York Fashion Week, por lo que aquellos que tengan la inmensa fortuna de ir a la Gran Manzana, además, podrán presumir de probar un bocado elegante y diferente.

Como su propio nombre indica, aquí todo es completamente negro: desde la crema del interior del dulce hasta la caja y el papel que envuelve los macarons. El diseñador norteamericano inscribe su nombre, gracias a este creación, en una lista de modistos en la que ya hay nombres como Lanvin. ¿Quién dijo que San Valentín no podía celebrarse en negro?


Publicar un comentario