30 de septiembre de 2013

Denim al punto

Cuando Tony Lonsdale se propuso, a principios de la década de los años 70, vender pantalones vaqueros de estilo californiano en la londinense King's Road no se lo pusieron fácil. Más de un comerciante del elitista distrito puso el grito en el cielo, y es que poco o nada tenía que ver el 'denim' con lo que se podía ver en el resto de escaparates del Chelsea de aquel entonces.

Su nieta Chloe se encargó el año pasado de relanzar una de las marcas de Tony, The Jean Machine, como en su día hizo con Made in Heaven. Y no ha esperado mucho para presentar una colección cápsula con socio de honor: Missoni.

Así, Reino Unido e Italia se dan la mano para crear unos vaqueros que, de tan clásicos, se vuelven irresistibles y 100% sobrios.

En añil, sin estridencias ni telas lavadas, ni un sólo jirón. Sólo eso: vaqueros de toda la vida, con el toque Missoni en los forros de las cazadoras. Por cierto, que estos se han teñido en azul denim y se pueden reconvertir en chaleco gracias a un juego de trabillas.

Un guiño 'vintage' disponible en Browns (Londres) a partir de 245 libras el pantalón y 430 la chaqueta.
Publicar un comentario